“¿ESO TE ENSEÑAN EN CASA?” VS “¿ESO TE ENSEÑAN EN LA ESCUELA?”

posted in: Cuidado de nuestros hijos | 0

f1

   Un día Juanito llegó a su casa con un nota dirigida hacia sus padres de parte del director del colegio, y es que el niño había tenido la ocurrencia de tomar una  foto con su celular bajo la falda de una sus compañeritas de clases, aunque Juanito apenas había cumplido los 10 años, la travesura no le hizo ninguna gracia a los padres de la niña, quienes exigieron un castigo ejemplar para el osado mozalbete. La madre, primera en enterarse, no daba crédito a lo que la acababa de leer, su cara se había tornado rojiza, en parte por la vergüenza y en parte por el coraje, y de su boca salió, como la lava de un volcán en erupción,  un grito que debió escucharse hasta el trabajo  del papá del pobre Juanito  “-¿Eso te enseñan en la escuela Juan Antonio? Pero deja que llegue tu padre, ya verás, ya verás. Me entregas ese celular y te vas a tu cuarto a hacer la tarea. No vas a salir en toda la tarde”.

   Cuando el papá de Juanito llegó, las cosas no mejoraron para el pobre niño. “-Juan ven a la sala inmediatamente-retumbó el grito en toda la casa”.  Con los ojos, la sonrisa y la espalda arqueados hacia abajo y con el corazón que parecía que se le salía del pecho, Juanito caminó lentamente hacia donde sus padres lo esperaban, como los condenados a muerte caminan hacia el patíbulo, no quería llegar  la sala, pero llegó, y en cuanto llegó su padre rugió: “-Muy bonito Juan, muy bonito. Ya me contó tu mamá y ya leí el recado también. ¿Para eso vas a clases? ¿Eh? ¿Eso te enseñan en la escuela? Tan caro que me cuesta el colegio y mira lo que vas a aprender.” Con los ojos vidriosos y la voz quebrada Juanito contestó: «-Pero papi, fue lo mismo que me dijo el director: “¿eso es lo que le enseñan en su casa Juan Antonio?” » . Papá y mamá voltearon a mirarse uno al otro en silencio…

   Si bien el estado tiene una responsabilidad innegable en la enseñanza de valores en las instituciones educativas de todos los niveles, ya sea a través de materias  específicamente enfocadas a ello, por medio de los libros de textos o de los mismos maestros, los hijos son responsabilidad primeramente de los padres, natural y legalmente. La adopción de valores que preparen a nuestros hijos a controlar sus propios impulsos, a mostrar una conducta apropiada en cualquier situación debe ser consecuencia de la interacción diaria con el medio ambiente social que rodea al niño, no solo en casa o en la escuela, sino en cualquier lugar en el que  interactúe con otros individuos ya sea en persona  o través de libros, revistas, películas, videojuegos,o algún dispositivo electrónico: posts, videosblogs, podcasts, mensajería instantánea, etc. En estos tiempos en los que tanto papá como mamá tenemos que salir todos los días a buscar el pan que habremos de traer  a la mesa,  es particularmente difícil tener un control adecuado de ello, pero nuestros hijos valen la pena. Demos nuestro mejor esfuerzo por ellos.

 

Deje un comentario