Las clases partículares son una inversión esencial